FIESTAS DEL 2 DE MAYO. CAMARGO

Dentro del programa de fiestas del 2 de mayo en Camargo, Absenta Poetas Recitará en la Plaza de la Constitución el Viernes 28 a las 20:00 junto a Rebanal teatro,


FELIZ 2017

DESDE ABSENTA POETAS OS DESEAMOS UN 2017 
LLENO DE POESÍA 


¡¡  FELIZ 2017 !!

ABSENTA POETAS en las Ondas: El Círculo Al Desnudo con Absenta Poetas



Aquí dejo el enlace del Posdcat de la entrevista que tuvimos en Radio Costa Esmeralda el pasado jueves 1 de Diciembre en el programa del Escritor Nacho García "El Círculo Al Desnudo".






PRESENTACIÓN DE ABSENTA POETAS Nº19 EL 12 DE NOVIEMBRE EN GIL


OS ESPERAMOS EL PRÓXIMO SÁBADO 12 DE NOVIEMBRE
A LAS 19.00 EN LA LIBRERÍA GIL (Plaza Pombo, Santander)
en la presentación del nuevo número de nuestra revista de poesía.
 ¡¡ NO OS LO PERDÁIS !!

Profesor de LAURA FJANDER


Suicidio de un camaleón de MAXI DE LA PEÑA


PRESENTACIÓN + CONCIERTO VALDES + EXPOSICIÓN DE CONCHI ROMANO EN MADRID


VIERNES 24 JUNIO 19:30

ESPACIO B

¡¡OS ESPERAMOS EN MADRID !!

PRESENTACIÓN DE LA REVISTA ABSENTA POETAS Nº18



El sábado 21 os esperamos en la Librería GIL C/ plaza Pombo, Santander a las 19:30 para
compartir poesía y música con todos vosotros.

ABSENTA POETAS en el 2 DE MAYO


Este año estaremos presentes nuevamente en los actos del 2 de Mayo de Camargo, en la recreación del levantamiento contra las tropas Napoleónicas y recordando a capitán Camargues Pedro Velarde.
Recitaremos poemas del XIX, vestidos de época. Os esperamos.

Día: Viernes 29 Abril

Hora: entre las 20.00 a 21:00 (dos pases)

Lugar: Plaza de la Constitución de Maliaño

CEMENTO VERTICAL de MIKEL LADO PEÑA


Lágrimas de alcantarilla y amargura
rebosan las aceras de cemento fundido
entre millones de pasos perdidos
que desbordan galerías subterráneas
bajo impetuosas torres de cristal liquido
que abruman los minúsculos sentidos.
Todo es gigante ante la decepción enorme
de la perdida de la identidad del hombre
que agacha su cabeza y diluye su sombra
entre las luces que ciegan la ingenuidad eterna
del creador preso de su propia herencia
a la que a su vez, ama, reverencia y vela.
Laberinto del sinsentido que nos abriga
de oscuridad de un cielo con luminares estelas
y nos protege de la férrea soledad maldita
rodeándonos de multitud esquiva y desconocida.
Y todo aun así, de ti, nos atrapa y fascina
como amante de una noche que nos ignora toda la vida
como tierno enganche a las golosinas sin cartillas
como luces del alba desde una azotea de la quinta avenida

CIUDAD ABIERTA de MAXI DE LA PEÑA


Siento que el ruido
me guía a una explosión
de partículas en el aire.
El claxon del taxi, los parches
del martillo hidráulico,
los bomberos que sofocan
fuegos de artificio,
la ambulancia que traslada
hormigas gestantes.
Sobresaltos en un paisaje salvaje
de cemento.
Los viandantes no pasean
van a zancadas por las calles
donde el mundo nunca se detiene.
No hay tiempo para la nostalgia
no me siento un extraño
en una ciudad abierta,
cada día
el camaleón ofrece disfraces
a precio de saldo.
Vivo en una azotea
donde los letreros de neón
se han convertido en cómplices.
La noche será larga hasta
que el cielo destelle
con su paleta de colores.
Me quedaré en esta ciudad
con mar de asfalto
y brújulas perdidas.


TUGURIO de JOPEP ESTEVE RICO


En el tugurio de rameras, la soledad me atrapó
lentamente,
tras recorrer callejones inmundos poblados
de jovenzuelas impúdicas
moviendo su lascivia al son de acordes
desenfrenados.
Las putas, cubiertas de rimel y pinturas lujuriosas
se acercaron a libar mi cartera como sanguijuelas
envolviéndome con sus brazos pecaminosos.
Con mi ira atrincheré a las furcias
tras la barra prostituida de alcoholes y mercachifles
monedas
Y me quedé solo con mi hombría...

DISTINTOS HOMBRES de EVA MARÍA PALENZUELA


Era más de media noche
un hombre triste camina
por empedradas calles dormidas
él, imagina llegar a la media luna
y albergar entre su lucero blanco
la calma sostenida de los días imperfectos.
Era más de media noche
un hombre perezoso
cruza descalzo plateadas orillas
él, imagina cobijarse
entre el vientre del anochecer
y tejer un gabán de estrellas
en esas noches en las que se refleja
la silueta de un hombre triste caminando.

WELCOME de MIKEL LADO PEÑA


W
e
l
c
o
m
e
Bienvenidos
a la gran avenida
donde los besos
siempre ruedan
y las miradas se
diluyen efímeras
y las largas piernas
son poco efectivas.
Bienvenidos al calor de cada día
aceras humeantes de rabia herida
y cabezas amontonadas sin huida.
Bienvenidos todos a la farsa bendita
cartones y neones, taxis y perdedores
músicos de metro tocando en la esquina
Bienvenidos a la tierra del color del dinero
y barrios llenos de rostros de colores diversos
palabras y lenguas que destilan el olor del destierro
Bienvenidos a las hojas de hierba y las leyendas vivas
al subterráneo recuerdo del jazz de una trompeta negra
al fotograma mentiroso de un beso al final de una guerra
Bienvenido a la gran manzana que no duerme ni te da tregua.

ME CONTO UN PAJARITO de ALICIA VILLARES


¿Cuando la sombra te la da
una parada de autobús
desconocida,
sin asiento, graffitis, pervertidos, croquis,
ni miradas al reloj. Sombra
de tu sombra. Y aún
orugas comiendo de tu estómago,
maleta llena para el viaje.
Lo que falta sé que está
detrás de las ventanas del edificio
que me encara al otro lado
del alquitrán pintado con plantilla,
lo canta un canario
entre barrotes, grano y excrementos. Y agua.
Hay tanta inquietud
en esas alas, que le silbo
paisajes curvos verdes
hasta que estira la pata. Descansa
tú que puedes. A mí
me queda esperar, donde nadie
mira atrás cuando sale del infierno,
sin ocasión para desvanecerme.

COTIDIANO de ALEJANDRO REBOLLO


Cada mota de polvo en silencio.
Los ascensores subiendo al ático
alrededor solo hay un grupo de personas
haciendo fotos desde la azotea.
Una mosca se posa en mitad de la avenida.
El vendedor de rosas se ha ido porque
ya no encuentra un camino claro.
El corredor de apuestas preside el espectáculo,
el oficio de ultramarinos no entiende el presente.
Alguien no conoce a quien saluda.
La estampa de algodón en las esquinas
del escaparate
focos rojos y verdes de navidad.
Una planta acariciada por la luz que parpadea.
El lugar afortunado de un periódico amarillista
en el suelo.
Palabras cotidianas, una habitación en penumbra
y la persiana a medio bajar. Entra un rayo de luz.
El granizo golpeando la ventana de la buhardilla.
Muebles apilados alrededor de un cubo de basura
nadie mira el cambio de estaciones.
Ropa tendida, sábanas blancas.
De lejos se ven las montañas inundadas de nubes
estoy en mi habitación, no sé si hace frío.
El sábado por la noche el tejado estaba lleno;
No había más que fotógrafos chinos
rindiendo homenaje a una ciudad nocturna.
El tren llegando a la estación
y las lámparas parpadeando en el vagón.
Un hombre de negocios perdido en su propia vida.
Hay un portal y dentro los azulejos empañados.
El suelo está frío.
Un atasco en mitad de la autopista
una caída al aire libre de un paracaidista.

Los anuncios de publicidad pintados de graffiti,
el temblor de baja intensidad de un terremoto.
Anoche dicen que pudo haber llegado a sentirse.
Un titular de noticias en la tele,
a las dos empiezan los simpsons
y el kepchup está guardado en la nevera. ¡Sácalo!
Quieta, posada vigila un águila desde el poste de la
luz
al lado los coches en la autopista viajan a gran
velocidad.
La lonja con pescado y trabajadores del puerto,
un chaval con gorra y pantalones de marca
mueve los hombros con intensa superioridad.
La ciudad vista desde arriba en un plano a la salida
de la estación.
Una pareja de turistas acaban de llegar felices
y quieren visitar todo. Es lunes por la mañana.
Las tiendas de ropa venden la nueva temporada
otoño-invierno.
El centro comercial abrió ayer domingo.
La red social guarda palabras de toda clase y nada.
Se ha levantado ventisca, es imposible ver el otro lado
Ya las nubes tapan las montañas. Es probable que
mañana llueva.
Anoche no fui a misa. Llevo quince años sin pisar
una iglesia.
Un nuevo titular en contra del aborto.
El bosque replantado después de un incendio.
Los caminos de las afueras por donde se levanta polvo.
El kilogramo para emitir el precio en la frutería.
La luz del sol entre dos nubes.
Suena la radio en la calle desde una ventana abierta.
Es un programa extranjero.
Las chimeneas ardiendo de una fábrica
El aire golpeando a una hoja y moviéndola en el vacío.

APOCALIPSIS de JOSEP STEVE RICO


Sueño que viajo por las estrellas a través de las
                                             épocas del Tiempo.
Sueño que visito planetas para testimoniar vidas
                           recreando utopías inalcanzables
e inventando ilusorias fantasías.
Sueño cual Ulyses heroico que traspaso el umbral
                                                             de la Física
para transmutar cuando arribe la Muerte.
Sueño que renacerán la Bondad y la Esperanza.
Sueño utopías, sueño Apocalipsis...
Sueño que sus Jinetes ya cabalgan en mi Memoria...

AL MARGEN DE LA LÍNEA de JOSE MANUEL SANRODRI


“A todos aquellos que han tenido
que emigrar de sus países
en busca de una vida mejor”
Siento tu llanto en tus arrastrados pasos
y el mapa de tus suelas va borrándose
a cada senda desconocida de caminos sin trazos,
veo tu piel que no renueva su dolor en la frontera
y tu sombra, deja una cadena de sangre;
las retinas de tus ojos, se desprenden de sus cavidades
achacados por tu falta de fuerza,
y el eco de tu sufrida voz, ya no la escucha nadie.
Vives a escondidas buscando el momento del salto
que la muerte ocultará con maquillaje, en la aurora,
y desde las entrañas del abismo, todo es tan negro,
el viento ha pasado quebrando un mar de cabezas,
la huida se hace mucho más incómoda
y las ramas de un árbol de cemento, es el refugio ansiado
por quienes se han marchado en busca de la esfera
de un paraíso, donde la imaginación cierra sus párpados
y los periódicos, ofrecen sus titulares, más macabros.

FUNERAL DE LA URBE MUTANTE de MAXI DE LA PEÑA


Nos asfixiamos en esta densa nube.
Sí, la visión de esta ciudad
es deforme, burocrática, sesgada.
Todo lo que causa confusión deliberada
nos convierte en horribles monstruos,
caminamos entre una espesa niebla
que nos ciega en la manzana
de colmenas de semblante soviético.
Hay tanta fealdad heredada que distinguir
una cucaracha aplastada, por una brutal hoja,
de una persona diminuta en peligro de extinción,
lo deciden los buitres que sobrevuelan
las calles laberínticas de nuestras mentes enfermas.
Los carniceros sociópatas se mudan
a cualquier despacho donde se puede
retorcer nuestra existencia.
Obedecemos hacinados en un matadero
de hormigón y árboles artificiales.
Tic tac, tic tac...
Somos óbitos alineados en el mortuorio
envueltos en sábanas claustrofóbicas.
de un hospital privatizado.

CIVITAS DOLOROSA de ALEN KERISH

"Irás a las ciudades de papel
y nunca volverás".
John Green
Pasa el tiempo
demasiado despacio
en la ciudad
vacía, como una copa tardía.
La noche nos arropa
con vistas a la bahía
entre la espesa lluvia
que nos empapa
hasta los huesos del alma,
y la gente extraña
que nos rodea
como la boa
abrazando a su presa
antes de comérsela:
acólitos conniventes
al banquete cainita.
Una sensación tan ajena
como cercana,
tan lejos de casa...
cuanto más calienta el sol
más se acerca la tormenta
que nos separa.
"Lo más duro siempre
es el primer golpe de guadaña".
El puerto en el que te quiero
naufraga, cerca de la eternidad
lejos de la tierra prometida.
Bajo intemporales estructuras
que sobreviven estáticas
erguida sobre las aguas
se encuentra la vieja dama.
Un avión despega,
vive John Lennon
a su manera
en la gran manzana.

1ª SINGLADURA: todo empieza en el ártico de ANXO MUIÑOS

I

¿Para qué sirve el papel?
El papel sirve...
para mezclar recuerdos
de calamidades y de ilusiones,
para enraizar los pasos de mi abuelo,
de un marinero encarcelado,
de un niño y de un viejo.
Mi abuelo en el Ártico fue apresado por la banquisa.
Consiguió arribar rompiendo hielo a la isla de Osos,
allí pasó un invierno.
Usaba el papel para calentar los pies
y para escribir sus esperanzas.

II

Partir
Mi abuelo antes de marchar,
se bañó en el río,
abrazó un árbol,
besó el prao,
bebió agua de la fuente,
plantó árboles en tierra húmeda.
Ya estaba preparado...
para navegar o para morir.
Los viejos dioses del mar lo decidirían


NOTA: Estos dos fragmentos poéticos forman parte del primer poema del libro Singladuras
a Ulin que será publicado próximamente por Septentrión Ediciones

REVISTA (EN DIGITAL Y ONLINE) ABSENTA POETAS Nº 17

Aquí os dejamos el enlace para que también nos podáis leer online.


PRESENTACIÓN DE LA REVISTA ABSENTA POETAS Nº 17 . UNA HISTORIA DEL CHELSEA HOTEL


Presentación del número 17 de la revista Absenta Poetas, UNA HISTORIA DEL CHELSEA HOTEL, con nuevo diseño de interior. Presentaremos la revista con un recital de poesía y además habrá proyección de fotos de nuestra visita al Chelsea Hotel de Nueva York. Se repartirán ejemplares para todos los asistentes.

SÁBADO 7 DE NOVIEMBRE 19:30 H.
LIBRERÍA GIL C/ PLAZA POMBO, SANTANDER

ABSENTA EN OPORTO



En la entrada de la famosa librería Lello

ALTAR DE LA LUJURIA de MAXI DE LA PEÑA


Ay amor
cómo me flagelas la libido
con tu fusta de escorpión,
vomito por el árbol erecto
todo tu veneno.

Ay amor
susurra con tu voz grave
mientras te miras en el espejo
altiva, con los tacones infinitos
que se clavan en mi sien.

Ay amor
tu lengua carnosa balbucea
en la bola del helado,
el deshielo es un hilillo
que fluye por la comisura
de tus labios color sangre.

Ay amor
ponte al descubierto
que muero por acariciar
tus montes de Venus
tan blancos como tu piel.

Ay amor
sacia mi apetito carnívoro
que soy capaz de pecar
en el altar de la lujuria.

Reina de la noche ofréceme
el sabor agrio de tu flujo
vaginal
como si fuera champán.

CHICAS SUICIDAS de MIKEL LADO PEÑA


Tinta de rosas frescas sobre pieles tan bellas
así son todas ellas
imágenes de cándido jugueteo con los deseos
tórrido tabú lícito
como ensoñaciones de vapor de golosinas
dulces y traviesas
atraviesan sus pezones, labios y piel, de acero ingenuo
entre mariposas de aguja
sobre las espaldas de mis excomulgadas nenas pícaras
estrellas de universos
entre ceros y unos, donde navegan los solitarios
y ellas son las princesas
de ilusorios sueños de fantasías de cristal libido
donde posan tranquilas
ante fotógrafos que gotean arte y calenturas
y que sueñan que
tu mirada libidinosa se pose sobre sus chicas suicidas.

VERSOS (II) de ALICIA VILLARES


Sigue.
Sigue(me). Sigue.
Que descienda
hasta mi altura tu guadaña
y me rebane
el cuello y mane
sangre.
El camino lo
señalan los surcos
de mis labios, de
todos: los que nombran
y besaste.
Sigue.
Sigue(me). Sigue.
La orgia empezará
cuando pisemos sin sentir
lo viscoso de los charcos
y repongas
en su sitio
mi
cabeza.

329 de ALEN KERISH



"Ahora tengo mis labios en un cigarillo
en vez de en los tuyos ¿cuáles? da lo mismo.
Hoy tengo mis dedos en el cuello de una botella
y no en el tuyo ¿cuál? el de tu útero".
En el principio fue el verbo
que nació de tus labios
no recuerdo cuales,
ambos he probado.

Modulando la radio
apreté el botón
que activó tu música.

Esos culotes grises hiperrelistas
no dejaban nada a la imaginación.

Heridas que no cierran
piernas que no se volverán a abrir.
No me amabas, pero me dió igual
tampoco estaba para nada más.

Mi corazón llora la pérdida a tu virginidad
aunque gozamos entre enjambres de manos,
cansadas de tocar metal.

LA SINFONÍA de AVALON



Por tu piel me muero,
culpable tu cuerpo del profundo deseo.
Con tu saliva me quemo,
con tus murmullos me abraso
en las llamas del infierno.

El aire se licúa con el aroma del deseo,
el espacio se detiene y se paladea,
cada segundo un fragmento
que todo lo gobierna y domina,
predecesor en la vorágine del resto.
Pastoso almíbar en la boca y en el cuerpo.

Dulce y embriagador maná
se derrama y se provee generoso,
conocedor y ávido de ser delectado
en ardiente envoltura y untuoso sustento.

Roce, fricción, aturdimiento,
irreal fantasía de gozo y tormento,
voraz partitura interpretada
en coro de voces sediento,
hasta callar majestuoso en manso silencio.

Celestial concierto,
estruendo de aplausos,
virtuoso genio el maestro.